¿Qué es el diseño centrado en el usuario? Un ejemplo práctico: el teléfono

3 junio 2020

El diseño centrado en el usuario -en inglés User-Centered Design (UCD) o User-Driven Development (UDD)- engloba diversas técnicas y metodologías cuyo objetivo es conocer y comprender las necesidades, limitaciones, comportamiento y características del usuario.

Uno de los principales pilares de esta filosofía es involucrar al usuario en el desarrollo del proceso, tanto si este es un usuario real como si es uno potencial.

El diseño centrado en el usuario se encarga de dos cosas: por un lado, de que la experiencia del usuario sea positiva en lo referente al grado de interacción, fluidez y entendimiento de los contenidos que se le proponen; y, por otro lado, de hacer que todas sus necesidades queden satisfechas -no solo en lo que a uso se refiere-.

Puede parecer que de lo que se está hablando aquí es de cómo una página web se adapta a sus visitantes. Sin embargo, el diseño centrado en el usuario (DCU) va mucho más allá y, sobre todo, no se limita a Internet. De hecho, es una filosofía que puede aplicarse también al mundo analógico.

Un buen ejemplo de ello es algo tan básico como un teléfono. Pero no un smartphone con pantalla y conexión a Internet: un teléfono clásico, con su auricular y su rueda para marcar el número.

¿Crees que no puede haber mucho misterio en un aparato como este? Te equivocas. El que se ve a continuación es el teléfono modelo 500 de AT&T (Bell Telephone Laboratories). Este teléfono, un clásico del diseño industrial y un dispositivo completamente estándar para los ojos contemporáneos, en realidad contiene una serie de mejoras propiciadas por el diseño centrado en el usuario.

 

La evolución de este teléfono de AT&T gracias al diseño centrado en el usuario.

 

El modelo anterior era el modelo 102 de la misma empresa. El nuevo mejoraba cinco importantes aspectos con respecto a este:

  • Las patillas que sujetan el auricular sobresalen un poco, para que en caso de que el aparato se caiga y quede bocabajo la llamada no se cuelgue.
  • La distancia entre el micrófono y el auricular se ha hecho basándose en más de 2.000 rostros.
  • Los números y letras se sacan del área de desgaste, provocado por los dedos al marcar.
  • El cable que une el auricular se hace extensible para evitar que se enrede y para que pueda estirarse todo lo que quiera el usuario.
  • El cuerpo del auricular se hace semi-rectangular, de manera que no se gira si lo dejas descolgado.

 

¿Por qué estos cambios suponen una implementación del DCU?

En primer lugar, porque para mejorar el aparato se ha hecho partícipe al usuario (por ejemplo, se evaluó la distancia de la cara de más de 2.000 personas).

Pero además, se ha buscado que este nuevo diseño suponga una mejora para la vida de quien lo usa, y no solo que sirva para cubrir una necesidad o solucionar un problema.

Por último, a la hora de diseñar el producto importa la estética, pero lo más importante es la funcionalidad.

 

¿Cómo trabajamos en SDA el diseño centrado en el usuario?

Como base para comenzar con el rediseño de servicios públicos, SDA ha trabajado en la definición de su propio Plan de Servicios basado en la filosofía DCU (diseño centrado en el usuario).

Integrando conceptos de Design Thinking y del proceso del Doble Diamante de Design Council, en SDA hemos diseñado una metodología propia que permita incorporar las características y peculiaridades de Gobierno de Aragón.

Si quieres conocer en detalle nuestra metodología de trabajo, no te pierdas nuestro Plan de Servicios.