Prototipo

Los prototipos son representaciones de un servicio o herramienta digital que incluyen la interacción con la interfaz.

¿Qué es?

Los prototipos ayudan a plasmar visualmente los objetivos del proyecto y cómo se alinean con las expectativas y necesidades de los usuarios y si son satisfechas a través del producto digital diseñado.

Pero para hablar de prototipos antes tenemos que hablar de wireframes. Los wireframes son el esqueleto del diseño. Se caracterizan por tener una baja fidelidad visual, representando la interfaz en escala de grises y sin dedicar demasiado tiempo al aspecto o estética del diseño. Se utilizan escalas de grises con el propósito de que no haya un excesivo diseño visual o gráfico que pueda distraer la discusión de lo realmente importante en un wireframe: el concepto, la estructura y los componentes básicos del diseño.

De este modo los prototipos son representaciones de mayor fidelidad, en las que los usuarios pueden comprobar la experiencia de uso del producto, por lo que la interacción debe estar definida. Es por este motivo que cuando se tiene el prototipo es un buen momento para empezar a hacer tests con usuarios y así evaluar la usabilidad del producto que estamos diseñando.

 

Proceso de prototipado del blog de SDA.

 

¿Cuándo se utiliza?

Los prototipos se pueden utilizar a lo largo de la fase de definición del proceso de diseño, y en función de lo avanzados que nos encontremos en esta fase, la definición será de mayor o menor fidelidad.

 

Los prototipos de baja fidelidad

Se suelen elaborar en las primeras etapas de la fase alfa, concretamente al inicio de la etapa de ideación y se pueden hacer incluso en papel. Estos prototipos se elaboran para estructurar el contenido que se debe mostrar y asegurar que las premisas sobre las que se están trabajando son correctas y nos permiten acercarnos a los objetivos del proyecto. Modificar este tipo de prototipos tiene un coste menor que modificar un prototipo digital.

 

Prototipos de media y alta fidelidad

Se llevan a cabo al final de la fase alfa, tras la etapa de prototipado, antes del testeo. Se llaman así porque es la representación más cercana al producto final en cuanto a funcionalidades e interacción. De esta manera permite mostrar de una forma más precisa las funcionalidades, interacciones y navegación en la plataforma.

Su razón de ser es testear el prototipo final con los usuarios, realizando pequeñas modificaciones en caso de que sea necesario, antes de comenzar con la fase beta de implementación.

 

¿Cómo se hace?

Así es como hacemos los prototipos en SDA.

 

Fase 1: Papel

Para empezar a trabajar en un prototipo, el papel es barato y rápido, y hacer cambios sobre él es muy sencillo: se tacha y se dibuja al lado.  Estos prototipos de baja fidelidad en papel son la primera aproximación a los wireframes, que definen la estructura.

 

Fase 2: Pasar a limpio

Cuando sentimos que los bocetos representan de una forma aproximada lo que queremos conseguir, los pasamos a limpio. Es el momento de pensar en los detalles y encajar todo en su tamaño aproximado para crear una estructura sobre la que posteriormente se colocará el contenido final.

 

Fase 3: ¿Problemas de usabilidad? Es el momento

El objetivo de esta fase es reproducir digitalmente cómo será el servicio o herramienta, y en este proceso nos podemos encontrar otros problemas de usabilidad que no se habían contemplado en el primer paso. Pero no pasa nada, todavía es un buen momento para replantear ese diseño sin que suponga un coste alto para el proyecto.

 

Fase 4: Contenido e interacciones

Una vez se tiene una reproducción del esqueleto del diseño se pueden empezar a elaborar los prototipos finales añadiendo el contenido y las interacciones a esta estructura para poder testear los flujos de navegación y las interacciones de una forma similar al producto final.

Última actualización 5 enero 2021