Arquitectura de la información

La arquitectura de la información (AI) define la forma en la que está organizado y etiquetado el proyecto, en este caso, los servicios y herramientas que se trabajan desde SDA. Determina su estructura de contenidos y su tono comunicativo.

¿Qué es?

La arquitectura de la información (AI) debe tener en cuenta los objetivos del proyecto, las características y necesidades de los usuarios a los que va dirigido. De esta manera, se puede establecer la forma en la que el usuario va a acceder a la información y un estilo de comunicación coherente con la definición de la estrategia del proyecto.

El objetivo de la AI es ayudar a las personas a ver dónde se sitúan y lo que tienen a su alrededor, a encontrar lo que buscan.

La organización de contenidos determina que los usuarios accedan (o no) fácilmente a la información. Por eso, una correcta organización es muy importante para garantizar una buena experiencia de uso y que el producto o servicio sea eficiente y exitoso.

Esta técnica permite dotar de coherencia y sentido a la estructura del proyecto y ayuda a conseguir una navegación ágil. Además es una herramienta imprescindible para los diseñadores y desarrolladores, puesto que les facilita la orientación en los siguientes pasos del proyecto.
Si se realiza una buena arquitectura de información con una correcta organización de contenidos en base al usuario, le va a permitir acceder fácilmente a la información.

 

Una arquitectura de la información trabajada en base a las necesidades de los usuarios permite que encuentren fácilmente lo que buscan.

 

¿Cuándo se utiliza?

Debe hacerse después de las fases de investigación y definición, es decir, en la fase alfa. En este momento ya se conocen los hallazgos principales de la etapa de de descubrimiento y se ha establecido la estrategia del proyecto. La estructura de contenidos y el tono comunicativo tienen que ser coherentes con los usuarios a los que el producto o servicio está orientado.

 

La arquitectura de la información se trabaja en la fase alfa.

 

La arquitectura de la información suele ser el primer paso de la fase de prototipado, suele ir acompañado también de otras técnicas para explorar cómo agrupan los usuarios la información. Es el momento en el que se empieza a dar forma a los conceptos previamente definidos en las otras fases.

Está considerada como una fase clave en el proceso ya que permite empezar a formalizar la propuesta de diseño.

 

¿Cómo se hace?

Para definir la arquitectura de la información de un interactivo es necesario llevar a cabo un proceso en el que hay que tener en cuenta numerosos aspectos y elementos.

  1. El primer paso es realizar un inventario de contenidos, con todos los elementos, procesos, apartados… que debe tener el interactivo.
  2. El segundo paso es la agrupación, organización y etiquetado de todos los contenidos definidos en el paso anterior. En este momento, si el proyecto lo requiere, se pueden llevar a cabo diferentes técnicas de clasificación con los usuarios.
  3. En tercer lugar, se define la estructura.
  4. Por último se evalúa la estructura mediante tests y pruebas.
  5. Si se considera necesario, se modifica la estructura planteada en función de las conclusiones obtenidas en las pruebas.

 

¿Quieres definir la arquitectura de la información de tu proyecto? ¡Utiliza nuestra plantilla y podrás hacerlo fácilmente!
Última actualización 24 junio 2020