Card sorting (clasificación de tarjetas)

Esta técnica ayuda a que la información de un servicio o herramienta esté ordenada de acuerdo a los modelos mentales de los usuarios y, por tanto, contribuye a aumentar su usabilidad.

¿Qué es?

El card sorting o clasificación de tarjetas es una técnica de diseño centrado en el usuario que permite conocer cómo los usuarios agrupan y asocian la información. Sirve tanto para validar la arquitectura de la información como para descubrir qué tipo de clasificación de categorías sería más correcto utilizar.

 

En el card sorting los usuarios clasifican las tarjetas en diferentes grupos o categorías en función de su similaridad.


¿Cuándo se utiliza?

Esta herramienta se utiliza en la etapa de prototipado y testeo, dentro de la fase alfa. Entra en acción en el momento en el que se debe elaborar una nueva estructura de un servicio o herramienta y mejorar la clasificación de su contenido en base al criterio más directo y claro posible: el de los usuarios.

La fase alfa, en la que se prototipa la nueva arquitectura de la información, es un buen momento para utilizar esta técnica.

 

¿Cómo se hace?

Te explicamos cómo puedes utilizar esta técnica para el desarrollo de tu proyecto.

Paso 1: Elegir el tipo de card sorting

Existen dos tipos de card sorting: abierto y cerrado. En el card sorting abierto, el usuario puede agrupar las tarjetas libremente en el número de conjuntos que crea necesario, mientras que en el cerrado, los grupos y conjuntos quedan predefinidos y etiquetados y el usuario únicamente deberá colocar cada tarjeta en la categoría que considere correspondiente

Este último tipo de card sorting está recomendado para verificar si una clasificación de información es familiar y comprensible para el usuario, mientras que el abierto tiene el objetivo de descubrir qué tipo de clasificación de categorías es más correcto utilizar.

Paso 2: Seleccionar a los participantes del test

Una vez elegido el tipo de card sorting que se va a realizar, el primer paso es seleccionar participantes para la prueba. Es importante tener en consideración que deberán tener las características del público objetivo de aquello que se está testeando, de manera que las conclusiones obtenidas nos sean de utilidad.

Paso 3: Ejecución del test

Para la que el test que nos proporcione resultados de valor deberán participar al menos 5 personas. El tiempo destinado a la prueba dependerá del número de categorías a ordenar, a modo orientativo  para unas 40 categorías se deberán destinar unos 20 minutos. 

Al inicio de la prueba se les deberá indicar a los participantes el objetivo de la misma y el criterio de agrupación: por similaridad. En este momento se les entrega a los usuarios las tarjetas, asegurándose de que cada conjunto está desordenado. Una vez se termine, los participantes deberán dar nombre a cada uno de los grupos creados

Paso 4: Análisis de los resultados

Una vez se han llevado a cabo todos los tests se deberán analizar los resultados obtenidos de manera individual y anotar todos los aspectos relativos que puedan dar lugar a conclusiones de valor. Posteriormente, se deberán procesar estadísticamente, elaborando las conocidas como matrices de similaridad (que muestra la proporción de participantes que han agrupado 2 tarjetas cualesquiera en la misma categoría) y dendogramas (que indican la proporción en la que los participantes han estado de acuerdo con las agrupaciones de determinadas tarjetas).

 

Matriz de similaridad y dendograma de un card sorting realizado por SDA.

Última actualización 12 enero 2021